La Conclusión

En esta etapa de la Historia en que nos desenvolvemos, con una sociedad tratando de volver al útero, a la génesis, al principio, como si este ciclo vital radicara exclusivamente en el alimento físico, y perdida en los bios, ecos y resto del marketing del que rodean sus bondades, olvidan que eso que persiguen es con lo que se alimentó la Humanidad antes de las multis: Los campos se abonaban con residuo animal y vegetal, se rotaban los cultivos y otros se dejaban en barbecho.

Hoy estrujamos la tierra, integrada, ecológica o no, en un parto sin fin a base de química -orgánica o no- y de manipulación genética, olvidando de nuevo que nosotros sólo regulamos pero no controlamos. Es la Naturaleza quien lo hace.

Era Conclusión

En aguesti tempsi en que mos botjam, en una societat que sage de tornar en uter, ara genesi, tornar a començar, coma se eth cicle vitau siguesse exclusivaments alimentar-se fisicaments, e perduda enes bios, ecòs e tot aquerò deth marketing de tot çò que mos entore, desbremben que çò que persuten ei çò qu’a neurit ara umanitat abans des multis: es prats se neurien damb eth hiems deth bestiar, s’aprofitauen es escarranuts vegetaus, se cambiauen es cuïtius, d’un an per un aute, e se deishaue, quan calie, barèt.

Ara estronham era tèrra, integrada, ecologica o non, en un part que non acabe, a truca de quimics -organics o nos- e de manipulacion genetica, desbrembam que podem sajar de regular, mès non ei pas nosati que controtlam. Qu’ei era Natura.