La Filosofía

Después de haber vivido profundamente la Alta Montaña, en mi hogar, que lo conforma todo el Valle de Arán, dedicada a alimentar a mi prójimo espiritualmente a través del campo de la Fotografía, decidí retornar a esta parte de Andalucía a la que siempre estuve vinculada por ser el lugar de residencia estival de mi familia.

A esta chicarrona fuerte del Sur, templada en los hielos del Norte, no le han apagado ni su energía, ni su vitalidad, ni tampoco la pasión y la entrega que pone en todos los Proyectos que emprende, las dificultades de toda índole que esas capas le han creado para continuar con el ejercicio de su profesión.

Simplemente las canalicé –obstrucción incluida- hacia el entorno natural en el que de nuevo se desarrolla mi vida donde acabó enraizando -tras la maceración- este nuevo Proyecto, dedicado ahora a alimentar a mi prójimo físicamente a través del campo de la Agricultura.

Así nació LA REINA DEL MANGO.

Era Filosofía

Dempús d’auer viscut prigondament era Nauta Montanha, en casa mia, qu’ei tot Arán, dedicada a neurir as vesins espirituaument a traués dera Fotografía, decidí vier-me’n ad aguest cornèr d’Andalucía, damb era que tostemps i è agut un ligam, donques ère era residéncia estiuèra dera mia familha.

Ad aguesta gojatassa fòrta deth Sud, trempada enes gèus deth Nort, non li ha acabat era energía, n’era vitalidad, n’era passion e era entrega que met enes progèctes començadi, es trebucs, dera classa que siguen qu’aqueres coches an metut, entà poder seguir en aguest trabalh mèn.

Simplaments an estat condosides –amassa damb es drabes- de cap a un entorn naturau tot nau, que desvolope era mia vida, a on è acabat metent es raïtzes –dempús deth temps- en aguest progècte, qu’a estat dedicat a neurir as auti, físicaments per miei dera Agricultura.

Atau ei neishuda ERA REINA DETH MANGO.